jueves, 12 de septiembre de 2013

HOMENAJE DEDICADA A TODAS LAS ENFERMERAS QUE DÍA Y NOCHE CUMPLEN UNA ABNEGADA LABOR


La enfermera es: Sin exageración alguna un ángel 

guardián en los  servicios de urgencia y hospitales, 

y mientras su delicada y suave figura se desliza 

silenciosamente por los corredores, la cara del que 

está padeciendo dolor y sufrimiento, se suaviza con 

gratitud a la vista de ella. 

Cuando todos los médicos se han retirado ya, y el 

silencio y la oscuridad descienden sobre tantos 

postrados dolientes, se  pueden observar solas afanadas 

en sus nobles labores...y lamentablemente no es 

valorizada como se lo merecen.



¿Porqué faltan enfermeras?...

Los sueldos no se condicen a la gran labor que ellas 

ejercen y por todo el tiempo que dedican a esta 

vocación de ayudar a quienes más lo necesitan,

 cumpliendo horarios que les mantienen alejadas de 

sus hogares...y como si esto no fuese suficiente, 

tienen que lidiar muchas veces con el abuso de poder 

de algunos médicos, y que decir con los familiares de 

los pacientes que guiados por el dolor que les produce 

la enfermedad de quienes aman, suelen desquitarse 

con quienes mas se preocupan por sus pacientes; 

que son las enfermeras, las cuales pasan el mayor 

tiempo atentas a que nada les falte y preocupadas 

del avance en la mejoría de sus pacientes.



La ética de quienes son actores en los servicios 

comunitarios, tiene una parte importante que es el 

respeto y el trato igualitario con sus compañeros de 

trabajo, sean estos subalternos o superiores, 

respetando a cada ser como una persona de gran

valor  y que cumplen labores de servicio a la 

comunidad de forma abnegada.

Todos tenemos días buenos y malos: en los días 

malos es en donde debemos poner más amor en 

nuestro interior para sobrellevar el día en paz con 

los demás, y no desquitarse con los demás por haber

tenido un mal día, porque todo se va contagiando 

y basta una persona que vierta la ira humillando a 

otra persona, para que el veneno se vaya esparciendo 

en los demás...

Los médicos han de sentirse orgullosos de trabajar con 

un ángel, como lo es una enfermera: cuídenla, respeten

los derechos que le corresponde a cada una de  

ellas y cumplan sus labores felices y unidos, como deben

 trabajar los buenos equipos de excelencia, en pro de la

 comunidad. 


Todo lo que se siembra, en algún momento se cosecha...

No actúes con los demás, como no deseas que actúen 

con ustedes...

Entregar amor y actuando con bondad y respeto, no 

cuesta nada, más deja una huella de alegría y paz en los 

demás...


Dios, nos dejo hermosos regalos: Amor, amistad y 

armonía para vivir unidos y en paz...

Felicidades y bendiciones a todas las enfermeras que 

cumplen tan abnegada labor con excelencia y alegría...

Elías Vergara P.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIEN CONSEJOS PARA MEJORAR NUESTRO DIARIO VIVIR 1ª PARTE