viernes, 11 de marzo de 2011

APRENDA A PREPARAR SALSA DE TOMATE CASERA.


La salsa de tomate es una pasta elaborada principalmente con la pulpa de los tomates (naturales, pelados en lata o triturados), a la cual se le añaden varios ingredientes de condimentación, sobre todo cebolla. Otros ingredientes habituales son el ajo, la zanahoria, el pimiento verde, especias o hierbas variadas. Normalmente se usa como salsa de acompañamiento, para condimentar, para reforzar o dar color a otras salsas o para elaborar derivados de las mismas.

Sencilla elaboración

Para elaborar 
  • salsa de tomate casera

  •  , en primer lugar rehogaremos las verduras de condimentación. Se recomienda añadir cantidades importantes de cebolla cortada en juliana. A partir de aquí cada uno agregará verduras al gusto. Una vez se hayan rehogado, añadimos el tomate.
    Durante el proceso de cocción, el tomate va a perder gran parte del agua de constitución. Cuando determinemos que está cocinado, se triturará con ayuda de un pasapurés y posteriormente se pasará por un colador chino. Si, en lugar de triturarlo con un pasapurés, se hace con una batidora eléctrica a altas revoluciones, introduciremos aire al tomate, lo que hará que pierda su color rojo característico y se convierta en naranja.
    Una vez colado, se pone de nuevo a hervir el tomate. En la puesta a punto de la salsa, debe tenerse en cuenta que el tomate es rico en ácidos, por lo que deberá añadirse azúcar. Ya sólo quedará ponerla, por último, a punto de sal.

    Sin piel ni semillas

    La salsa de tomate debe elaborarse sin la piel de la hortaliza, ya que ésta le daría un toque amargo al preparado. Asimismo, las semillas no son del gusto de algunas personas cuando las encuentran entre la comida, por lo que también se recomienda extraerlas.
    Para quitar fácilmente la piel a los tomates deben sumergirse en agua hirviendo durante unos 40 segundos (técnica del escaldado). Una vez pasado este tiempo ya se puede retirar la piel de forma cuidadosa. Las semillas se extraerán con los dedos después de cortar el tomate en dos mitades.

    Como hacer salsa de tomate casera

    salsa-tomate
    ¡Hola!
    Hoy vamos a ver como se hace una de las salsas más utilizadas en la cocina, la salsa de tomate casera.
    Es una salsa que admite infinidad de variantes en su elaboración, es una salsa rápida y que viene a ser un “fondo de armario” en la cocina.
    La salsa de tomate casera, es una salsa madre de las que derivan muchas otras como la boloñesa, el ketchup, la rosa, el choron … ya las iremos viendo. Es perfecta para utilizar con la pasta, las pizzas, en rellenos, con verduras y carnes.
    Cuando te pongas con ella te compensa hacer una buena cantidad y guardarla. En la nevera aguanta unos tres días sin problemas y en el congelador bien hasta tres meses.
    salsa-tomate4
    Lo ideal es prepararla en pleno verano, cuando los tomates abundan y están en su mejor momento de maduración y con un precio más asequible pero en invierno la podemos hacer con tomates enlatados.
    Como utensilio de cocina todo lo que necesitas es un pasa purés de agujeros pequeños, para que solamente filtre la pulpa, quedando las semillas y las pieles en el fondo. Aquí si había algún miembro de la familia que te hacía compañía, ¡desaparece alegremente como por arte de magia!.
    Cualquier máquina eléctrica te ayuda mucho en su elaboración.


    salsa-tomate1
    Para los que no dispongáis de ninguno de éstos robot os pongo la receta hecha en el fogón lentamente con paciencia.
    Ingredientes:
    Para medio litro de salsa espesa.
    1 kilo de tomates maduros
    1/4 kilo de cebolla
    1oo grs de aceite
    2 o 3 dientes de ajo
    1 hoja de laurel
    1 cuchara sopera de orégano
    sal
    azúcar

      Elaboración:
      En el aceite caliente se doran los ajos. Se añade la cebolla picada y se deja rehogar hasta que esté casi blanda pero sin dorar.
      Se incorpora el tomate escaldado, para quitar la piel, el laurel, la sal y el azúcar.
      Se deja cocer a fuego lento durante 20-25 minutos revolviendo de vez en cuando
      Se comprueba de sabor, se da el punto de espesor deseado añadiendo si hiciera falta un poco de agua, ya que ésto depende de la maduración de los tomates y de la cantidad de agua que tienen.
      Se tamiza o pasa por un pasapures.

        Los ingredientes básicos son tomate, cebolla, ajo, aceite, sal y azúcar para contrarrestar la acidez del tomate pero hay quien además le añade zanahoria y puerro y diferentes hierbas aromáticas. Yo me inclino por el orégano ya que le da un olor y sabor especial y la uso mucho para pasta y queso, pero también admite tomillo o albahaca. ¡Cualquiera de ellas mejor si son frescas!
        Carmen.


        Proverbios 15:3

        "Una mirada radiante alegra el corazón


        y las buenas noticias renuevan las fuerzas
        ".


        No hay comentarios:

        Publicar un comentario

        CIEN CONSEJOS PARA MEJORAR NUESTRO DIARIO VIVIR 1ª PARTE