viernes, 25 de marzo de 2011

DISTINTAS FORMULAS PARA BAJAR DE PESO SIN PERJUDICAR TU SALUD.



Toma en cuenta los siguientes puntos para que sepas como activar el acelerador natural en tu cuerpo y obtener una figura esbelta y de forma saludable.
1.- No dejes de comer…aunque no lo creas, si te saltas una comida, tu metabolismo se vuelve más lento. Tu cuerpo tiene memoria y sabe que los “castigarás” con dejarlo sin alimento durante mucho tiempo ¿cómo responde? Fácil, acumula grasa para los tiempos de “vacas flacas” o sea cuando no comes nada y empieza a quemar menos calorías.

Si sigues un plan de dieta de esos de comer una vez al día, no lograrás mucho y si afectarás a tu organismo. Como poco pero muchas veces. Si tienes tres comidas ¿puedes aumentar a seis pequeñas? Perfecto. No dejes más de 3 horas sin tomar alimento alguno.

Obviamente procura que estén en ellos los macronutrientes esenciales: proteína, grasas y carbohidratos. Ah, un tip extra, siempre empieza a comer por la proteína para que le des la orden a tu cuerpo de que utilice la grasa acumulada como primera fuente de energía. No pases más de una hora sin probar bocado cuando te levantas por la mañana.
2.- Vuélvete selectivo, no todo lo que comes es alimento. Aléjate de los productos procesados como las harinas y los refrescos aún de los de dieta y de todo aquello que sea light. Estos últimos te hacen creer que comiéndolos serás delgado pero la estadística dice que la mayoría de las personas que los consumen, comen más cantidad de ellos y “la baja caloría engorda”, o sea produce que subas más.

Eleva tu ingesta de cítricos porque son quemadores naturales de grasas. Prefiere carbohidratos complejos como la verdura que van liberando energía de forma lenta.
Come las grasas polinsaturadas que las encuentras en el aguacate, nuez de macadamia, aceitunas, almendras y aceite de oliva. Selecciona carne magra o salmón para crear mejor tono muscular y toma agua para que puedas eliminar toxinas de forma natural. Ah, si la tomas fría es mejor, ya que el cerebro da la orden de mantener la misma temperatura corporal en todo momento aún cuando comas algo helado, así podrás quemar calorías sin mucho esfuerzo.

3.- Con media hora al día basta…sí, hablamos de ejercicio. No necesitas matarte para acelerar tu metabolismo. Escoge entre caminar, nadar o dar unas vueltas en tu bici o subir y bajar la escalera de tu casa. Pero no lo dejes si empiezas, ya que en menos de lo que te imaginas, tu organismo creará otro código en su memoria y empezarás a ver los beneficios en tu figura.
¿Ves cómo solo hay que dar la orden a tu cuerpo de que se acelere? Prueba y notarás que si cambias cuando tienes un nuevo hábito al comer.http://www.gstriatum.com


La consecuencia de la mala alimentación y el sedentarismo es la obesidad o exceso de peso, estos factores  que no podemos dejar pasar  a la hora de preocuparnos por nuestra salud. Son causantes de muchas dolencias y enfermedades que se pueden contraer debido  a una mala conducta alimentaría,  para ello debemos seguir indicaciones de nuestro medico o personas capacitadas en este tema. Las cuales le orientaran.


Para comenzar a introducirnos en el tema de perder grasa y no  perder tejido muscular adjuntamos un método de alimentación que seguro le ayudará a lograr su peso ideal mejorando física y mentalmente su cuerpo.


Dieta a base de alimentos ricos en nutrientes y bajos en calorías.




Recuerde pesarse antes de comenzar y anote en una libreta el resultado con esto seguiremos de cerca los logros obtenidos.
Una recomendación importante es respetar los horarios en los que ingerimos nuestros alimentos, si desayunamos entre las 09:00 y 09:30 hrs. trataremos de seguir este orden. Con esto contribuimos a la educación de nuestro organismo. En esta dieta es imprescindible caminar por lo menos media hora diaria antes de ir a la cama, luego de esto tome una ducha en lo posible de agua fría para tonificar y evitar la aparición de estrías después termine su día con un vaso de leche tibia.


REGIMEN
Día Primero
El desayuno consistirá en no más de dos panes tostados con tomate, y palta picada con un poco de aceite y sal. Acompañe con jugo natural o si prefiere con agua mineral. Es muy importante evitar cualquier tipo de bebidas gaseosa, café y te.
El almuerzo un huevo duro, arroz, lechuga y 100 grs. De carne roja de cualquier tipo. Esto acompáñelo con agua mineral, agua soda o jugo natural.
Ingiera un limón  ya sea en la ensalada, o solo con sal

.Día Segundo
Empecemos el día con un desayuno en base a frutas para ello necesitamos un plátano, dos duraznos y un kiwi. Con agua mineral o soda. Prepare la fruta picada y no agregue azúcar a las frutas.
De almuerzo tendremos dos zanahorias, un pepino, rabanitos, una betarraga y 100 grs. de pescado.


Día Tercero 
Libre elección  como lo que desee (cuídese de los excesos

Día Cuarto
Al desayuno un vaso de yogurt natural tres tostadas con mermelada de cualquier tipo y un vaso de jugo.  
Almorzaremos tomate, repollo, coliflor y 100 grs. De pollo o pavo cocido. Le recomendamos evitar las frituras en cualquiera de sus tipos. Beba agua mineral o soda.
Recuerde caminar por lo menos media hora, la ducha y al vaso de leche antes de ir a la cama.

Día Quinto
Al desayuno tomaremos jugo de fruta natural 3 tostadas y queso blanco (quesillo)
Almorzaremos palta rebanada, ensalada de  rabanitos, y frutas a gusto.
Ingiera un limón  ya sea en la ensalada, o solo con sal
Recuerde caminar  etc. El vaso de leche antes de ir a la cama.



Día sexto 
Libre elección  coma lo que desee (cuídese de los excesos)

Día séptimo
Desayunaremos  galletas de avena, jugo natural de piña y una fruta a elección
Almorzaremos 100 grs. carne a elección, ensalada de cebolla  picada en pluma al limón, tomate, frutas a elección.
Ingiera un limón  ya sea en la ensalada, o solo con sal.
















Independientemente del estilo de dieta que se elija, es importante tomárselo con calma. He aquí veinte consejos fundamentales para que toda dieta consiga su objetivo. Además hay que acompañar esto con el ejercicio físico para quemar calorías. En caso contrario los kilos perdidos se recuperan pronto. Las dietas, por lo general, sólo eliminan más líquido del organismo que grasas. Por ello es conveniente cambiar de hábitos alimenticios para asegurarse una vida más sana. Existen multitud de regímenes adelgazantes pero todos ellos necesitan una base para llegar a buen puerto. He aquí veinte consejos fundamentales para que toda dieta consiga su objetivo. Consejos 1. La dieta debe ser variada. No hay que olvidar ningún grupo de alimentos. La alimentación ha de ser equilibrada. La regla consiste en no abusar de la cantidad de alimentos hipercalóricos e insanos. 2. El régimen ha de ser suave. Las dietas rápidas que prometen la pérdida de muchos kilos a la semana, a la larga producen problemas de salud y se recuperan los kilos perdidos. Lo más saludable es perder entre medio y un kilo semanal. 3. Repartir las comidas en cinco tomas diarias. No hay que saltarse una comida importante. Dos deben ser comidas consistentes y las otras tres más ligeras. 4. El desayuno ha de ser fuerte. 


El mejor desayuno aporta entre un 20 y un 25% del aporte calórico diario. 5. Hay que cenar pronto. Al menos dos horas antes de acostarse. Por la noche el metabolismo se ralentiza y los alimentos se acumulan como grasas más fácilmente. 6. El agua es fundamental. Hay que beber mucho, unos dos litros diarios. El agua mantiene la línea porque no tiene calorías. 7. Cocinar lo justo. Esto es muy importante. Se deben pesar las raciones. Las sobras son una tentación peligrosa. 8. La sal debe desaparecer. Basta con un poco. Comiendo los mismos alimentos sin sal se pierde peso y se gana en salud. Sin cambiar de alimentación se pierde volumen. 9. 


Usar aceite de oliva en las comidas. Una cucharada al día no aporta muchas calorías y ayuda a mantenerse sano por sus ácidos grasos monoinsaturados. 10. Las cantidades de comida ingeridas han de ser menores. Para perder peso se debe reducir el número de calorías diarias. 11. Las grasas son enemigos de la dieta. Aportan demasiadas calorías. Por ello se recomienda cocinar al vapor, a la plancha y utilizar el microondas. La cocina natural además es más sana y mantiene mejor las vitaminas y minerales de los alimentos. 12. La comida es un placer. Hay que disfrutar comiendo. La dieta no debe ser una tortura. Por ello es positivo variar los menús. Una dieta que hace sufrir no es una buena dieta. 13. No obsesionarse con la báscula. Hay que pesarse una vez semanalmente sin ropa y en ayunas. Perder peso es un logro progresivo. 14. No picar entre horas. Hacerlo entre las comidas lo único que consigue es almacenar grasas y tira por tierra todos los esfuerzos por cumplir la dieta. Si no se puede evitarlo, lo mejor es comer trocitos de fruta, yogures descremados..., que calman el hambre sin consumir calorías. 15. Limitar el consumo de alcohol. Los licores tienen bastantes calorías. Hay que evitar su ingestión, sobre todo después de comer. 16. Masticar los alimentos tranquilamente. Comer despacio hace que se saboree mejor la comida y además consigue que se coma menos. El cuerpo reacciona con señales de saciedad a los veinte minutos de comenzar a comer. Así, se ingiere sólo lo necesario. 17. El deporte es fundamental. El ejercicio físico siempre elimina grasas y quema calorías. Además tonifica el organismo. 


Es una garantía de salud. 18. Hay que analizar las sensaciones. A veces se come por encontrarse deprimido, agobiado... La comida se suele convertir en un sustituto emocional y se come sin hambre. 19. Adelgazar, ¿por qué? Por decisión propia. La decisión de perder peso es una elección personal e intransferible. 20. El consejo de un especialista en nutrición ayuda a marcarse objetivos realistas. Además seguirá la evolución de la dieta.
Autor: PLANETABABY.CA (601)500 a 1999
Elsa dice:

Comer para no engordar. El desayuno.


 Dicen que es la principal comida del día y si bien estoy obligada a decir que no cumplo con ella, también es cierto que debo decirles que verdaderamente es así.

El desayuno es imprescindible y el cuerpo no debe dejar de consumir esta comida que si es sana, es mucho mejor.

El desayuno es bueno porque:

Por ejemplo: Mejora tu estado nutritivo: Un buen desayuno ayuda a alcanzar índices mas elevados de la mayor parte de los nutrientes que el organismo necesita a lo largo del día.

Quienes desayunan correctamente suelen ingerir una dieta menos grasa, más rica en hidratos de carbono, fibra, vitaminas y minerales.

También es bueno porque ayuda a:

Controlar mejor tu peso: La costumbre de no desayunar o hacerlo en forma deficiente favorece la aparición de obesidad.

Estudios científicos demuestran que la grasa corporal disminuye al aumentar el porcentaje de calorías en el desayuno.

Además el hecho de fraccionar las calorías diarias en 4 o 5 tomas evita sobrecargar las comidas y permite un mejor reparto de la energía durante el día.

Un desayuno adecuado nos aleja del picoteo entre horas, algo muy importante a la hora de controlar el peso.
http://articulos.saludtodo.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIEN CONSEJOS PARA MEJORAR NUESTRO DIARIO VIVIR 1ª PARTE