sábado, 20 de octubre de 2012

LOS PROBLEMAS DE LA INCONTINENCIA URINARIA.


Presencia de la incontinencia urinaria en nuestra vida diaria

La incontinencia urinaria es uno de los mayores problemas que pueden llegar a sufrir determinadas personas, algo que generalmente se asocia con la edad, presentándose mayoritariamente en etapas de vida del adulto mayor.
Debido a la incontinencia urinaria, una persona puede llegar a sufrir varios cambios en su actividad diaria, ya que esta enfermedad se asocia con cualquier tipo de acciones que una persona pueda realizar en un instante dado, pues ella se hará presente cuando 
Una persona llegue a estornudar 
Cuando se realice algún pequeño esfuerzo 
Si se llega a reír exageradamente. 
Cuando se ejecuta algún tipo de ejercicio físico.
En cualquiera de estas situaciones (aunque existen otras cuantas más), de manera involuntaria una persona puede ser incapaz de contener la orina, provocándose con ello la repentina e imperiosa necesidad de orinar.

Causas posibles que desarrollan la incontinencia urinaria
Es por esta razón que la incontinencia urinaria puede llegar a provocar no solamente un problema higiénico, sino también uno psíquico y social; a esta incontinencia urinaria no se la considera estrictamente como una enfermedad, sino más bien como una alteración que puede presentarse mediante diferentes y numerosas enfermedades en las que se ve involucrada la fase de llenado vesical.

A pesar de que la incontinencia urinaria puede presentarse durante la etapa del adulto mayor, también se ha escuchado su manifestación en diferentes edades y en ambos sexos; según determinados estudios y análisis estadísticos, las mujeres son más propensas de sufrir una incontinencia urinaria más que los hombres. Una de las causas para que se produzca este problema se debe a la presión ejercida dentro de la vejiga, la cual es mayor a la presión en la uretra. También se ha mencionado como posibles causas:
La hiperactividad del detrusor, trastorno motivado por un problema neurológico.
Una alteración en el esfínter externo.
Alteraciones de los músculos en el suelo pélvico.
Por una lesión orgánica.
Un fallo en el funcionamiento del esfínter interno por una relajación inapropiada.Un daño neuronal.
Cualquiera de estos síntomas pueden ser tratados eficazmente por un médico tratante, mismo que generalmente puede ser el urólogo. Algunos de estos casos requieren de ejercicios de contracción que sólo el médico puede supervisar.
SITIO DE REFERENCIA.
http://blogdefarmacia.com

RECETAS CASERAS.

Entre las soluciones caseras que podemos recomendar encontraremos al zumo de zanahorias, remolacha o pepinos, y consumirlo dos veces al día. Como así también antes de acostarse masticar un trozo de canela, o beber un vaso de zumo de arándanos antes de acostarse.
Así mismo se deben evitar consumir excesos de líquidos antes de ir a dormir,  de manera tal que la vejiga  esté vacía, y se puede evitar el exceso de orina consumiendo un puñado de nueces molidas y una cucharada de uvas pasas.
Desde la fitoterapia, nos encontramos con algunas hierbas que pueden utilizarse en infusiones como la Agrimonia, que por sus propiedades astringentes resulta muy útil, para disminuir la producción de orina,  y se debe realizar una decocción con un 10 % de hojas secas durante 5 minutos y beber 10 cucharadas diarias repartidas durante todo el día.
El castaño de indias, sobre todo la corteza de este árbol tiene muchas propiedades, entre ellas astringentes, y resulta muy útil para desinflamar la próstata por lo cual sería adecuado para el tratamiento de incontinencia masculina.
La pasiflora y el roble, también poseen propiedades astringentes, la pasiflora es aplicable en casos de incontinencia nerviosa o relacionados con la menopausia o la incontinencia del síndrome premenstrual, se puede beber una taza de su infusión a diario para mejorar los síntomas.
SITIO DE REFERENCIA.
Este es un blog de ayuda e información, por lo siempre antes de cualquier síntoma de enfermedad cualquiera esta sea....Debes consultar al médico.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIEN CONSEJOS PARA MEJORAR NUESTRO DIARIO VIVIR 1ª PARTE