lunes, 29 de octubre de 2012

RECETAS CASERAS. LOS BENEFICIOS MEDICINALES DEL AJO.



El ajo es un alimento realmente popular no solo 

porque es un ingrediente muy usado en la 


gastronomía sino por sus amplias cualidades 

curativas.

Las propiedades medicinales del ajo son: antibiótico, 

estimulante, anti-inflamatorias,  antiséptico,  

antimicótico natural,  antiparasitarias, 

diurético, sedante, expectorante entre otras.


Los beneficios del ajo para la salud:

-Es eficaz para eliminar parásitos intestinales

-Equilibra la presión arterial

-Previene y ayuda a resolver afecciones respiratorias

-Baja el colesterol malo

-Estimula la producción de orina

-Ayuda a bajar la fiebre

-Expulsión de gases intestinales

-Picaduras de insectos

-Ayuda a fortalecer el sistema inmunológico

-Fortalece el corazón

-Previene algunos tipos de cáncer

-Mejora la circulación sanguínea

-Previene el asma, bronquitis, alergias

-Ayuda a combatir bacterias y hongos

-Trastornos intestinales

-Previene la gripe y resfríos

- Tratar gota, reumatismo, cálculos renales y en la vejiga

-Favorece la eliminación de toxinas del cuerpo entre otros

El ajo contiene vitaminas, proteínas, carbohidratos, 

grasas y minerales como calcio, hierro, fosforo, 

potasio, sodio, magnesio, selenio, yodo y zinc que 

son muy importantes para el buen funcionamiento 

del organismo.

Hay muchas formas de consumir el ajo como:

-Consumirlo crudo

-Cocido en diferentes comidas

-Te de ajo

-Aceite de ajo

-Tintura de ajo

-Cápsulas de ajo

-Extracto fluido y seco

El ajo ayuda a tratar enfermedades pero también a 

prevenirlos es considerado un 

medicamento natural realmente efectivo.

Para poder obtener los beneficios nutritivos y 

medicinales del ajo se debe consumir poca 

cantidad pero en forma regular. El ajo crudo es más 

efectivo que cuando esta cocido pero 

es muy utilizado en la preparación de diversos 

platos.

El ajo es un alimento muy positivo para tratar 

ciertas patologías pero también está 

contraindicado para ciertas personas por lo que se 

recomienda consultar al médico. 

Algunas personas se resisten a consumir ajo por 

dejar un aliento fuerte en la boca. Pero si 

se come el ajo y luego se ingiere algo dulce y 

después se lava los dientes no queda mal olor. 

Además hay muchas opciones para poder consumir 

el ajo y aprovechar las cualidades 

curativas que tiene.

Incorporar a nuestra dieta es un buen hábito ya 

que es un alimento muy sano que 

beneficiará a nuestra salud.

SITIO DE REFERENCIA.

http://blogdefarmacia.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

CIEN CONSEJOS PARA MEJORAR NUESTRO DIARIO VIVIR 1ª PARTE